Reflexiones y propuestas sobre el entorno ambiental y socio-económico

Entradas etiquetadas como “Protocolo de Kyoto

El Acuerdo de París: un reto incumplible

El pasado mes de diciembre se celebró la última Cumbre del Clima. París se convirtió en el lugar en el que se decidía el futuro del planeta. Tras 13 días de intensa negociación se llegó a un acuerdo que la mayor parte de medios de comunicación definió como un gran éxito, y que sustituye al Protocolo de Kyoto. Ciertamente, si uno se queda únicamente con el titular el acuerdo se puede catalogar como de ambicioso. La meta del acuerdo es no sobrepasar los 2°C para finales de siglo (aunque se puntualiza que esta cifra deberá acercarse más a los 1.5°C). Ahora bien, ¿cómo  se lograría esta meta? Pues recomendando a los países que alcancen su techo de emisión “lo antes posible”. Y aquí se encuentra el problema. Por un lado, se trata de una recomendación, puesto que los niveles de emisión de CO2 a los que se compromete cada país (contribuciones) no son vinculantes, es decir, no están obligados a cumplirlos. El carácter no vinculante del Acuerdo de París se debe a que el Congreso de los EE.UU no lo ratificaría si éste fuera de carácter vinculante. Por otro lado, no se ponen fechas para el comienzo de la reducción de las emisiones. Mientras que los países desarrollados se supone que ya han alcanzado su techo de emisión, otros como China no lo alcanzarían hasta 2030. Si a esto se le une que el acuerdo no entraría en vigor hasta 2020, el cumplimiento de la meta de menos de 2°C se convierte en realmente complicado.

Por otro lado, se señala que a partir de 2050 las emisiones netas de los países deberán acercarse a cero. Esto no quiere decir que no se emita ninguna tonelada de CO2, sino que las emisiones y las “capturas” de CO2 sean similares. Esto abre directamente la puerta a la implementación de tecnologías destinadas al secuestro y almacenamiento de carbono, y también a los mecanismos financieros destinaConférence des Nations Unies sur les changements climatiques - COP21 (Paris, Le Bourget)dos a la compraventa de derechos de emisión de CO2. Teniendo en cuenta el tremendo fracaso que ha supuesto la creación de los “bonos de carbono”, la especulación y la ineficiencia de este mecanismo financiero, las autoridades deberían repensar el funcionamiento de estos instrumentos.

Otros puntos negativos del acuerdo son la no inclusión de la aviación ni la navegación marítima, la escasa aportación de fondos para la adaptación o la reparación de daños en los países menos desarrollados.

En resumen, un acuerdo incumplible, destinado a limpiar la imagen de los políticos, a fomentar el capitalismo verde y la financiarización de los recursos naturales. Desde aquí, animo a la Comunidad Científica a que presionen a cada uno de sus países con el fin de que se cumplan las emisiones de CO2 propuestas o, en su caso, a que se modifiquen a la baja. Nos jugamos demasiado.

(Artículo publicado inicialmente en el blog de la Asociación Española de Comunicación Científica)

Autor:

José Luis Vicente Vicente.

 

Anuncios

¿Es eficiente el Protocolo de Kyoto y el Mercado de Derechos de Emisión de la UE?

Nos pasamos la vida escuchando a los políticos, científicos y todos aquellos que creemos que son  incomparables a cualquiera de nosotros porque su nivel de inteligencia o de conocimiento se escapa a nuestro entendimiento. Si un especialista en economía dice que la crisis irá a peor, entonces, de la nada, de una simple idea que fue expresada en voz alta, la gente empieza a retener su consumo, comienza a caer la demanda, a subir los precios y todos esos efectos que se desencadenan iniciados por una simple expectativa. ¿Por qué es tan complicado mejorar nuestra economía, nuestro mercado laboral, el cambio climático? Quizás ni esos especialistas tan especialistas tienen la respuesta…

Investigando un poco, leyendo artículos y contrastando datos nos surgió la duda sobre la eficiencia del llamado y tan conocido Protocolo de Kyoto. Este protocolo, que surgió de la mente de algún “especialista” en el tema, pretende que varios países se comprometan a una reducción de las emisiones de CO2 en un plazo determinado y con ello evitar el ya confirmado cambio climático. Las emisiones de CO2 constituyen el principal causante del cambio climático. Una vez llegados a este punto, nos empezamos a preguntar si realmente esto se estaba cumpliendo, cómo se había planteado el cálculo de estas emisiones, su eficiencia económica y medioambiental etc. Debemos entender eficiencia como lo que realmente significa y no bajo ideas políticas o ideologías. La eficiencia quiere decir conseguir un fin, una producción, un objetivo, con el menor uso posible de recursos. Encontramos varios artículos en los que comenzamos a basar los argumentos que sustentan nuestra hipótesis de que el Protocolo de Kyoto, con el Mercado de Derechos de Emisión (instrumento desarrollado en la Unión Europea en el que se establece un total de permisos intercambiables para determinadas empresas y así cumplir el Protocolo) tal y como se plantea  hoy en día, no es eficiente.

(más…)