Reflexiones y propuestas sobre el entorno ambiental y socio-económico

Entradas etiquetadas como “Acuerdo de París

El Acuerdo de París: un reto incumplible

El pasado mes de diciembre se celebró la última Cumbre del Clima. París se convirtió en el lugar en el que se decidía el futuro del planeta. Tras 13 días de intensa negociación se llegó a un acuerdo que la mayor parte de medios de comunicación definió como un gran éxito, y que sustituye al Protocolo de Kyoto. Ciertamente, si uno se queda únicamente con el titular el acuerdo se puede catalogar como de ambicioso. La meta del acuerdo es no sobrepasar los 2°C para finales de siglo (aunque se puntualiza que esta cifra deberá acercarse más a los 1.5°C). Ahora bien, ¿cómo  se lograría esta meta? Pues recomendando a los países que alcancen su techo de emisión “lo antes posible”. Y aquí se encuentra el problema. Por un lado, se trata de una recomendación, puesto que los niveles de emisión de CO2 a los que se compromete cada país (contribuciones) no son vinculantes, es decir, no están obligados a cumplirlos. El carácter no vinculante del Acuerdo de París se debe a que el Congreso de los EE.UU no lo ratificaría si éste fuera de carácter vinculante. Por otro lado, no se ponen fechas para el comienzo de la reducción de las emisiones. Mientras que los países desarrollados se supone que ya han alcanzado su techo de emisión, otros como China no lo alcanzarían hasta 2030. Si a esto se le une que el acuerdo no entraría en vigor hasta 2020, el cumplimiento de la meta de menos de 2°C se convierte en realmente complicado.

Por otro lado, se señala que a partir de 2050 las emisiones netas de los países deberán acercarse a cero. Esto no quiere decir que no se emita ninguna tonelada de CO2, sino que las emisiones y las “capturas” de CO2 sean similares. Esto abre directamente la puerta a la implementación de tecnologías destinadas al secuestro y almacenamiento de carbono, y también a los mecanismos financieros destinaConférence des Nations Unies sur les changements climatiques - COP21 (Paris, Le Bourget)dos a la compraventa de derechos de emisión de CO2. Teniendo en cuenta el tremendo fracaso que ha supuesto la creación de los “bonos de carbono”, la especulación y la ineficiencia de este mecanismo financiero, las autoridades deberían repensar el funcionamiento de estos instrumentos.

Otros puntos negativos del acuerdo son la no inclusión de la aviación ni la navegación marítima, la escasa aportación de fondos para la adaptación o la reparación de daños en los países menos desarrollados.

En resumen, un acuerdo incumplible, destinado a limpiar la imagen de los políticos, a fomentar el capitalismo verde y la financiarización de los recursos naturales. Desde aquí, animo a la Comunidad Científica a que presionen a cada uno de sus países con el fin de que se cumplan las emisiones de CO2 propuestas o, en su caso, a que se modifiquen a la baja. Nos jugamos demasiado.

(Artículo publicado inicialmente en el blog de la Asociación Española de Comunicación Científica)

Autor:

José Luis Vicente Vicente.

 

Anuncios