Reflexiones y propuestas sobre el entorno ambiental y socio-económico

Un nuevo récord: 400 ppm. Fracaso colectivo.

La semana pasada conocimos que por primera vez la estación atmosférica de Manual Loa (Hawaii) registró una concentración de CO2 media diaria por encima de las 400 ppm (partes por millón). Esto podría parecer un dato más de entre los muchos que nos bombardean cada día desde los medios de comunicación. Pero no es así. Hace 800.000 años que no se alcanzaba esta concentración (y teniendo en cuenta que entonces se tardaba miles de años en producirse estas diferencias).

De todos es sabido que un incremento en la concentración del CO2 atmosférico se traduce en un incremento de temperatura. Pero tal y como recordamos en este blog existe una cifra que puede marcar el límite, los 500 ppm. Es ahí donde algunos modelos matemáticos pronostican que se puede producir el colapso del sistema marino debido a la disminución en la producción de nutrientes en el océano por el incremento en la temperatura de las aguas.

Siempre recordamos aquí que afortunadamente la Tierra posee mecanismos de autorregulación que facilitan que las condiciones en ella permanezcan en un

equilibrio dinámico (estado en el cual las condiciones son cambiantes pero la media permanece en el mismo nivel).  Sin embargo, cuando se producen puntos de ruptura, es decir, cuando se sobrepasan los límites fuera de los cuales los fenómenos de retroalimentación ya no funcionan, entonces se producen cambios abruptos. La Tierra rompe su equilibrio y comienza a evolucionar hasta el alcance de un nuevo equilibrio (con condiciones climáticas distintas).

¿Y esto a quién afecta? Pues como siempre a los más débiles, a los que ya sufren las sequías, las altas temperaturas y en, definitiva, los climas extremos. Quizá, como en nuestro paraíso del “Primer Mundo” el clima es más benévolo con nosotros por eso nos preocupamos más bien poco en solucionar el tema y nos dedicamos a tomar medidas que únicamente supongan una buena imagen de nuestra sociedad preocupada por el medio ambiente pero que en la práctica le da igual si el nivel de CO2 está por encima de 400 ppm o de 500 ppm.

Este es un fracaso. Un fracaso de la sociedad, de los políticos y de los científicos que no sabemos comunicar. Es un fracaso colectivo, un fracaso del modelo económico, del crecimiento sin límites, del individualismo de nuestra sociedad basada en el egoísmo y en el beneficio económico a toda costa.

Hoy hemos cruzado una línea, una peligrosa barrera de difícil vuelta atrás. No sé si hemos pasado el punto de no retorno, pero de continuar así para el año 2050 podríamos encontrarnos con un mundo completamente distinto, aunque, como siempre, los máximos responsables de este fracaso serán los que se salvarán.

Autor:

José Luis Vicente Vicente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s