Reflexiones y propuestas sobre el entorno ambiental y socio-económico

Bienvenido a Jaén

Antes de nada, he de comenzar diciendo que normalmente no escribo sobre acontecimientos de mi vida personal, pero hay ciertos momentos en la vida de una persona que uno cree que merece la pena ser comentados. Y este es uno de ellos.

Tras más de 4 horas de viaje, el autobús Madrid-Jaén hace su llegada a esta última. Mediados de julio, un gran calor me recibe a la llegada. Hacía más o menos una hora que habíamos pasado el túnel de Despeñaperros, y desde ese momento sólo había un paisaje, el olivar. Es, sin lugar a dudas, el paisaje agrario más impresionante de toda España y su influencia sobre la economía de la zona es absolutamente vital. 

Jaén es una ciudad de pequeño tamaño (poco más de 120.000 habitantes), con muy poco turismo, una ciudad donde todavía uno puede sentir esa sensación de cercanía ya perdida en ciudades de tamaño mayor.

El paisaje de la provincia es simplemente espectacular, un gran porcentaje de la provincia es Parque Natural, y el porcentaje restante se compone fundamentalmente de plantaciones de olivo. Esa combinación entre terrenos forestales y olivares genera un paisaje de una grandísima belleza.

Algo que el visitante que llega por primera vez a Jaén nota (y esto no lo notan los propios habitantes debido a que ya están acostumbrados) es  un ligero olor a aceite de oliva, el cual se acentúa en algunas noches debido a la llegada de los vientos procedentes de las plantaciones. Este viento no solo ayuda a calmar la sensación de calor que se vive en la ciudad, sobre todo durante el verano, sino que simboliza el éxito de la convivencia entre el ser humano y la naturaleza. Es cierto que posiblemente podrían mejorarse muchos aspectos respecto al olivar, pero el hecho de que siga ahí, sea capaz de sobrevivir a los nuevos tiempos y sea una enorme fuente de ingresos es un hecho muy a tener en cuenta y representa el éxito de un modo de vida.

Finalmente, me gustaría hablar de lo más importante de una ciudad, sus habitantes. Puesto que todavía llevo muy poco tiempo en Jaén (un mes), no puedo realizar una valoración muy extensa de los y las jienenses. Sin embargo, me ha sorprendido mucho encontrarme con gente que me ha mostrado una gran amabilidad, cercanía y ayuda en todo lo que han podido. Su alegría, sus ganas de vivir, el trabajo y el esfuerzo son sus señas de identidad.

No es fácil separarse de la tierra de uno, de su familia, amigos, del entorno que me ha rodeado durante 23 años. Pero en muy poco tiempo Jaén ha conseguido que me sienta uno más de ellos, UN JIENENSE MÁS.

A continuación, os dejo un video grabado por varios de mis amigos jienenses en los que se enseña parte de la ciudad de un modo… llamémoslo “peculiar”. Os va a divertir mucho, estoy completamente seguro.

ARTÍCULO DEDICADO A MIS AMIGOS JIENENSES: Raúl, Raquel, Malagueño, Juanma, Alberto, Coco, Andoni, Carmen, Lucas, Claudio, Dani, y a Peter.

A mis amigos les adeudo la ternura

y las palabras de aliento y el abrazo,

el compartir con todos ellos la factura

que nos presenta la vida paso a paso.

                                                                                               A. Cortez

Autor:

José Luis Vicente Vicente

Anuncios

Una respuesta

  1. Un artículo muy bonito, sensible y auténtico. Me alegro de que estés agusto y de que te hayas sentido bien acompañado, esa es nuestra intención. Un abrazote. Juanma.

    Me gusta

    agosto 20, 2012 en 8:25 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s