Reflexiones y propuestas sobre el entorno ambiental y socio-económico

Residuos tóxicos europeos en Somalia

El tsunami de 2004 de Sumatra no solo dejó un rastro de muerte y destrucción, sino que en las costas de Somalia dejó a la vista decenas de barriles de residuos tóxicos. Pero, ¿de dónde provenían esos residuos si en la zona no había ninguna industria que los generase? Ahí es donde intervenimos nosotros, los europeos. Se sospecha que residuos europeos (incluyendo radiactivos) han sido arrojados al mar de forma sistemática desde barcos “de pesca”.


Digo que “se sospecha” puesto que es muy complicado constatarlo con certeza, ya que la única periodista que logró obtener información, la italiana llaria Alpi y su cámara Miran Hrovatin fueron asesinados en marzo de 1994 mientras investigaban ya este hecho. En 2011 se emitió el documental Toxic Somalia, en el que Paul Moreira, periodista francés, trata de investigar todo este entramado. La foto de la derecha pertenece a este documental.

Pero remontémonos al principio. Ya en los años 80 se realizaban estos vertidos, pero… ¿el gobierno somalí conocía este hecho? Por supuesto que sí. Es más, todo formaba parte de un negocio, en el que se intercambiaban armas y munición a cambio de los residuos. Es decir, los europeos hemos  financiado las guerras en África (esto no es nuevo, ya ocurre también con la Perca del Nilo en el Lago Victoria) a cambio de deshacernos de nuestros residuos.

Y la población, ¿sufre las consecuencias? Sí, y de forma muy acusada. Se han multiplicado los casos de cáncer, las alteraciones genitales, los problemas en la piel, en los ojos y las deformaciones. La incidencia es especialmente visible en los niños. Si a esto se le une la precariedad de los hospitales donde son tratados, el problema se magnifica y dramatiza. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha constatado la presencia de esta contaminación.

Os habréis fijado en que utilizo el imperfecto para hablar de esta situación, pero resulta muy poco tranquilizador lo que afirmaba Alí, miembro del Consejo de Hobbyo (capital de la piratería somalí) en 2011: “hay dos clases de piratas: los que abordan barcos y los que vacían nuestros mares de peces y vierten sus residuos tóxicos en ellos”.

En 2004 el tsunami no sólo destruyo las costas somalíes, sino que también dejó a la vista la hipocresía de Europa y su doble moral, nuestra doble moral.

A continuación, he añadido el video completo del documental Toxic Somalia.

Autor:

José Luis Vicente Vicente

Anuncios

Una respuesta

  1. Reblogged this on Reciclaje Verde.

    Me gusta

    junio 21, 2012 en 8:28 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s