Reflexiones y propuestas sobre el entorno ambiental y socio-económico

La información “oculta” de la vegetación

Cuando caminamos por las orillas de los ríos, por los arcenes de las carreteras e incluso por las calles de los pueblos y ciudades nos encontramos con muchas especies de plantas. No solemos prestar atención a qué tipo de plantas son y mucho menos a la especie que es. Pero la vegetación nos ofrece mucha información sobre el tipo de lugar en el que se hallan, es decir, pueden ser indicadoras de muchas variables del entorno (temperatura, humedad, precipitación, tipo de suelo…) pero también son indicadoras de la contaminación del lugar.

Por ejemplo, en las orillas de muchas vías de circulación aparece siempre un mismo grupo de vegetación, la denominada como ruderal. Se trata de especies de plantas que poseen una especial predilección por los lugares cuyo suelo es abundante en nitrógeno, es decir, lugares donde la influencia de la actividad humana es evidente. Por eso, también encontramos este tipo de vegetación en las ciudades, vertederos o escombreras. Algunas de las especies que conforman este tipo de vegetación son las malvas, zarzas, bromos, estramonio… Este tipo de vegetación se muestra en la imagen de la derecha.

En las orillas de los ríos y de algunos arroyos aparece también una vegetación muy característica, la vegetación de ribera. Se trata de una vegetación muy diversa en especies y con gran valor ecológico, constituyendo un auténtico ecosistema. Lo constituyen especies como los chopos, sauces, juncos… Por tanto, podemos saber dónde hay un arroyo cuando no lleva agua, como en verano, cuando veamos este tipo de especies. Es cierto que también pueden aparecer en lugares donde el nivel freático es muy elevado pero no lo suficiente como para aflorar a la superficie. En ese caso, podemos saber también dónde se encuentran algunos flujos de aguas subterráneas.
Como ya comenté al principio, existen determinados organismos que son indicadores de contaminación, como es el caso de las algas. No son organismos vegetales, pero en muchas ocasiones aparecen junto con especies vegetales, como es el caso de la eutrofización. Cuando llega el verano es frecuente ver muchas charcas, arroyos o ríos (aguas estancadas o con  muy poco movimiento) cubiertas por un manto de algas y, en ocasiones, apareciendo en la superficie organismos vegetales. Se trata de ecosistemas prácticamente muertos, en los que el exceso de materia orgánica en el interior de las aguas y la proliferación masiva de algas ha agotado la práctica totalidad del oxígeno de las aguas, convirtiéndolas en un entorno anaerobio. En ocasiones, este fenómeno es debido a causas humanas, como el vertido de aguas con un elevado contenido en nitratos y fosfatos provenientes, por ejemplo, de la actividad agrícola y ganadera. La imagen que se muestra a continuación refleja muy bien el fenómeno de la eutrofización, en este caso debido, en principio, a la escasez de agua y las elevadas temperaturas (aunque la situación dentro de una población podría indicarnos que algo de aporte humano hay). La imagen de la izquierda, en la que se puede observar la eutrofización que sufre el Arroyo del Zurguén a su paso por la ciudad de Salamanca (España), es un claro ejemplo de este fenómeno.

Estos no son más que meros ejemplos de los muchos que hay en la naturaleza. La conclusión que debemos obtener de ello es que si observamos más detenidamente la vegetación (y lo que no es vegetación) que nos rodea, podemos entender mucho mejor todo lo que ocurre a nuestro alrededor, interpretar los fenómenos y quizá comprender que todo lo que vemos en la naturaleza no es fruto del azar, sino que cada elemento está porque tiene que estar y que, como muchas veces digo, la naturaleza no da puntada sin hilo.

Autor:

José Luis Vicente Vicente

Anuncios

3 comentarios

  1. Ricardo

    Muy interesante la entrada, pero no te lies, las algas y los hongos son vegetales. En este sentido, tanto alga como vegetal son términos “taxonómicos” muy antiguos y artificiales, es decir, no tienen un significado filogenético. Sería como hacer un grupo llamado animales voladores y meter a las abejas, los murciélagos y los gorriones en el mismo saco como animales voladores. Lo que imagino quieres decir, es que las algas no son vegetales “superiores” como angiospermas, gimnospermas o pteridofitas. Además tanto algas verdes como rojas se encuentran dentro del reino plantae, así que son vegetales y plantas.

    Un saludo y gracias por la entrada.

    Me gusta

    junio 8, 2012 en 4:54 pm

    • Hola Ricardo. Cuando hablo de algas, me refiero sobre todo a las microalgas. Para mí, hongos y algas son muy distintas de las plantas. Dicha distinción es para mí muy importante, desde el punto de vista ambiental y de interpretación del medio natural. Me gusta mucho más usar este punto de vista frente al filogenético. De todos modos, agradezco tu aportación y participación y te animo a participar en sucesivos post.

      Un saludo.

      Me gusta

      junio 8, 2012 en 5:13 pm

  2. Pingback: Eutrofización: causas y efectos « Triplenlace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s