Reflexiones y propuestas sobre el entorno ambiental y socio-económico

El Mundo de las Margaritas: cómo los seres vivos regulan el clima del Planeta

¿Alguna vez te has preguntado por qué el clima del Planeta permanece más o menos estable?, ¿qué es lo que hace que el clima no cambie (a escalas temporales no muy amplias)?

Todo parece indicar que el clima de la Tierra se encuentra en un equilibrio dinámico, sufriendo pequeñas variaciones de forma periódica y siendo éstas absolutamente necesarias para el mantenimiento de dicho equilibrio.

El Mundo de las Margaritas (Daisy World) es un modelo matemático basado en la Hipótesis Gaia. Dicha hipótesis, muy brevemente, consiste en que la Tierra (y todo lo que en ella se encuentra) es un organismo vivo que se auto regula y que mantiene, por tanto, un equilibrio dinámico entre todos sus subsistemas (atmósfera, hidrosfera, geosfera…).


El creador de esta hipótesis es el científico y famoso ecologista James Lovelock (1969). En el Mundo de las Margaritas hay 2 tipos de margaritas como únicos organismos en un hipotético planeta: las blancas (reflejan la mayor parte de radiación solar recibida a la atmósfera) y las negras (absorben la mayor parte de la energía luminosa recibida y, por tanto, son más efectivas realizando la fotosíntesis respecto a las blancas).

El modelo tiene su punto inicial en el hipotético caso de que un planeta esté cubierto en un principio por un 50% de cada tipo de margarita. Como las margaritas negras son más efectivas en la fotosíntesis que las blancas, aumentarán en proporción respecto a las blancas. Debido a que ahora absorben más radiación luminosa, la temperatura del planeta aumenta. Con el paso del tiempo, la temperatura ha aumentado tanto en el planeta que las margaritas blancas, puesto que reflejan mayor cantidad de radiación luminosa, presentan ventaja sobre las negras y, por tanto, abundan más que estas últimas. Como consecuencia de que ahora gran parte de la radiación luminosa es reflejada, la temperatura del planeta disminuye hasta que las margaritas negras vuelven a ser más efectivas y por el mismo mecanismo la temperatura del planeta vuelve a aumentar. Y así sucesivamente.

¿Cuál es la conclusión de este hecho? Pues es sencilla: LOS SERES VIVOS CONTRIBUYEN A REGULAR EL CLIMA DEL PLANETA.  Es cierto que el funcionamiento del planeta Tierra es enormemente más complejo que este pequeño sistema de margaritas, pero el funcionamiento básico se puede extrapolar.

Hay que tener en cuenta que todo lo explicado anteriormente se cumple en “condiciones normales”. En el momento en que se produzca una alteración brusca en las condiciones ambientales, la situación será distinta y las implicaciones de este hecho pueden marcar en gran medida el futuro de la humanidad. Pero eso ya lo veremos en el siguiente artículo.

En el primero de los links que se muestran a continuación, se explica el funcionamiento del Mundo de las Margaritas. El segundo de ellos se trata del propio  modelo, donde el internauta puede jugar a probar con modelos con más especies de margaritas. Por último, se muestra un vídeo en el que se expresa de un modo sencillo el mecanismo del Mundo de las Margaritas.

http://library.thinkquest.org/C003763/flash/gaia1.htm

http://www.gingerbooth.com/flash/daisyball/DaisyBall.html

Autor: 

José Luis Vicente Vicente

About these ads

3 comentarios

  1. Una teoría muy interesante. Me imagino que el problema surge cuando esas “condiciones normales” son modificadas o perturbadas por agentes externos.

    Si las condiciones naturales no fueran modificadas por los seres humanos, seguramente esta teoría se daría con más facilidad. El problema es que con nuestras acciones, algunas MUY negativas para la naturaleza, el medio no puede recuperarse por si mismo. Es decir, el planeta no es tan fuerte como para volver a ese equilibrio inicial en el cual se encontraba, sólo puede responder a pequeños cambios.

    Hay que seguir investigando vías o formas alternativas para que podamos vivir como en la actualidad, pero sin perjudicar tanto a la naturaleza. Un crecimiento más sostenible y controlado.

    Me gusta

    marzo 28, 2012 en 8:55 am

    • Exactamente Pedro. Como ya analizaremos en próximos artículos, cuando se perturban fuertemente estas “condiciones naturales” es el momento en el que surge el problema. Veremos cuál es ese límite y qué consecuencias podría acarrear su superación. Es una cuestión que no incluyen los modelos matemáticos que se manejan para predecir la evolución climática del Planeta.

      Me gusta

      marzo 28, 2012 en 3:26 pm

  2. Pingback: La Geoingeniería, ¿última opción para mantener el clima actual de la Tierra? « Pensamiento y Entorno

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 446 seguidores